martes, 22 de septiembre de 2015

La Familia Rothschild controla La Sexta.

Joan Faus (Compromís) no responde a un periodista por hablar en castellano.


El alcalde de Ador (La Safor, Reino de Valencia), Joan Faus Votoria, simula tener problemas con la recepción del audio para no responder a un presentador de NewsFM en castellano. La entrevista tuvo lugar ayer martes durante el magacine vespertino Vesprades en tu que presenta y dirige Susana Pérez. A lo largo de la entrevista, Faus sí respondía a las cuestiones en valenciano que le proponía Pérez, pero cuando se trataba de las preguntas formuladas en castellano por el otro presentador del espacio Leo Cámara, el alcalde de Ador presuntamente simulaba no oír con claridad, ni entender correctamente.

La entrevista acordada el día anterior y pactados los temas, sobre todo con la intención de difundir las peculiaridades de esta población valenciana, discurrió con total normalidad hasta la primera intervención de Cámara. La participación del alcalde de Ador en el programa se realizó telefónicamente al manifestar este la imposibilidad de asistir en persona a los estudios de NewsFM. Las quejas recibidas en la emisoras por oyentes perplejos ante la postura de Faus, coinciden en señalar esa presunta simulación de problemas con la línea telefónica. Además, en el informe diario que elaboran los técnicos de la emisora, no señalaron ninguna irregularidad ni en la línea telefónica, ni en los micrófonos del estudio.

De hecho, en un momento de la entrevista, ante una pregunta de Leo Cámara, Faus llegó a manifestar «a ti, ni te entiendo, ni escucho, a ella sí». La entrevista finalizó de forma abrupta por parte del alcalde de Ador, al cortar él mismo la comunicación telefónica asegurando que cuando los presentadores estuvieran mejor informados de las características de la población, asistiría en persona al estudio. El alcalde de Ador concurrió a las pasadas elecciones municipales del mes de mayor por la formación Gent d’Ador-Compromís. Este municipio saltó a los medios de comunicación el pasado verano al lanzar un peculiar bando en el que se informaba a los vecinos de la prohibición de hacer ruido entre las dos y las cinco de la tarde para poder disfrutar de la siesta.

Fuente: somatemps.com

Som Valencians estuvo presente en la concentración valencianista celebrada frente al Ayuntamiento de Valencia.



martes, 15 de septiembre de 2015

Som Valencians acudirá a las elecciones generales de finales de 2015.


Som Valencians acudirá a las elecciones generales de finales de 2015, en los que se presentará por las provincias Alicante, Castellón y Valencia, tanto al Congreso de los Diputados como al Senado. La participación en las elecciones generales es complicada para los nuevos partidos como Som Valencians, ya que la nueva ley electoral exige unas 4000 firmas de ciudadanos como aval para concurrir a los comicios. Se estima que de los 24 partidos que se presentaron a las elecciones autonómicas valencianas de Mayo 2015, al menos 10 partidos no lograrían reunir los avales exigidos por Junta Electoral Central, y por tanto el panorama electoral será menos plural, pero más fácil y menos complicado para los electores.

Los objetivos de Som Valencians para estas elecciones son varios. La vocación del partido valencianista es tener representación en el Congreso de los Diputados y poder exponer en la Cámara Baja los problemas de Alicante, Castellón y Valencia. Desde Som Valencians se asegura que estas elecciones servirán para continuar dando a conocer la marca y candidatos, elaborar propuestas útiles a la sociedad valenciana, aumentando la presencia del partido en medios de comunicación, redes sociales, y con presencia activa en los plenos municipales de las principales ciudades valencianas, sin olvidarse de trabajar en la difusión del mensaje mediante el boca a boca.

Som Valencians ya cuenta con afiliados en todas la mayoría de poblaciones de la provincia de Valencia, mientras que continua creciendo en Alicante y Castellón. Desde prinicipios de junio se han organizado reuniones, actos y mítines en los municipios donde existe implantación, para configurar una red potente de agrupaciones locales.

Los ejes fundamentales de la campaña electoral de Som Valencians serán económicos, sanidad, asuntos sociales, culturales, educación, infraestructuras, medioambientales y defensa del campo y la industria valenciana. Por un lado se apuesta por un cambio radical en el modelo de financiación, de manera que en lugar de pedir dinero a Madrid, y quejarse al Gobierno Central por la infrafinanciación al, Som Valencians pide abandonar el victimismo y trabajar por un modelo similar al régimen foral navarro, que recaudaría impuestos desde la Generalitat Valenciana, aportando únicamente al Estado una cantidad fija anual, después de cubrir las necesidades de la autonomía. Aplicando el saldo neto de las balanzas fiscales del Ministerio de Economía, Valencia recuperaría unos 6000 millones de euros. Otra de las propuestas básicas de Som Valencians es rebajar los impuestos en la autonomía valenciana, a autónomos, pequeñas empresas y familias, para reactivar la economía, el ahorro y la inversión.

Som Valencians incide en la necesidad de contar con una voz valenciana en el Congreso de los Diputados, con algo más de 80.000 votos, objetivo asumible para el partido valencianista, ya que en la próxima legislatura no habrá una mayoría clara, y se adivina cambios en materia fiscal, territorial e incluso cambios en la Constitución, lo que reafirma la necesidad de tener una fuerza política propia que tenga claro cuáles son nuestros intereses económicos y culturales, porque sin una voz valenciana en Madrid, volveremos a ser moneda de cambio y seguiremos perdiendo poder.

Som Valencians continuará trabajando ahora en clave estatal, incidiendo en aquellos asuntos que se deciden en Madrid, y a que los valencianos no podemos abandonar.

Por otro lado, Som Valencians que ha experimentado un espectacular aumento de las altas de afiliación después de las elecciones autonómicas y locales, ha organizado el partido en "Comissions" por áreas de interés, que son una réplica de las Consellerías. El objetivo no es otro que dotar al partido de un think tank que trate todo los temas que afectan al conjunto de los ciudadanos, y fiscalizar la acción del nuevo Consell. Aspiramos a ocupar el centro político valenciano.

Som Valencians no ha parado en verano de trabajar, conscientes de lo que se juega esta tierra en los próximos meses, y ya prepara actos y mítines en Xativa, Valencia, Catarroja, Alcasser, Paiporta, Alzira, Gandia, la Vall d´Uxo, y Burriana entre otros.

El partido valencianista trabaja con varias hipótesis que abren un espacio electoral favorable para Som Valencians. La principal es la falta de capacidad del tripartito de resolver el tema de la financiación autonómica, la aparición de más casos de corrupción en las filas de PP-PSOE, el hudimiento de Ciutadans, además de las previsibles provocaciones en materia de símbolos, identidad y lengua valenciana de Compromis.

En este sentido, Som Valencians se posiciona al lado de las entidades valencianistas, que ya están siendo acosadas por el tripartit. Por otro lado, trabajamos en un escenario en el que Podemos y Compromis confluirían electoralmente a las Generales 2015, mientras que las disputas con el ala radical del Bloc y la rebaja del listón electoral del 5%, un adelanto de elecciones autonómicas a partir de 2017.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Plan Marzà para sacar al castellano de las aulas y catalanizar más los colegios valencianos.


El pleno del Consell aprobó la modificación de los decretos aprobados por el PP que sirvieron para aplicar la Lomce en la Comunitat Valenciana.

Uno de los cambios impulsados por la Conselleria de Educación que dirige Vicent Marzà fue eliminar la obligación de ampliar el peso del castellano en las líneas en valenciano, que para Marzà lógicamente será en catalán.

La idea era que en las aulas donde funcionaba un programa lingüístico en valenciano se impartiera, además de Lengua y Literatura, al menos una asignatura más en español, permitiendo que el resto (salvo Inglés) se dieran en la lengua materna. Según se explicó en su momento, se quería cumplir con la idea que recoge la Lomce cuando señala que "la administración educativa -la conselleria- garantizará una oferta docente sostenida con fondos públicos en la que el castellano sea utilizado como lengua vehicular en una proporción razonable".

La llegada del tripartito catalanista y Marzà ha impulsado una política de profunda catalanización de los colegios valencianos, copiando el modelo catalán, donde se quiere desterrar el castellano de las aulas e imponer obligatoriamente el catalán. Por desgracia, los 20 años de gobierno en mayoría absoluta del PP valenciano, sirvieron para asentar una catalanista AVL y una legislación autonómica que permite, con facilidad, este tipo de actuaciones contrarias a la identidad de nuestro pueblo, donde existe una convivencia pacífica entre valenciano y castellano, así como al respeto a la lengua valenciana.

Joan Ribó pasa como gastos oficiales los 112 euros que le costó ir a Madrid a oír a Carmena.


Un billete del AVE (99 euros), un taxi entre Atocha y el hotel Ritz (ocho euros) y otra carrera entre el Ayuntamiento de la capital de España y la estación (5,2 euros). En total, 112,2 euros. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha pasado los gastos que costó su desplazamiento para asistir a una conferencia de su homóloga madrileña, Manuel Carmena, el pasado 9 de julio.